Soberanía frente al colonialismo

Los expertos y la Cláusula Territorial

Por: Ángel Collado Schwarz, Fundación Voz del Centro. Publicado por El Nuevo Día

La interpretación importante sobre la Cláusula Territorial no es la de los residentes del territorio, con enfoques colonizados, sino la de los integrantes de la metrópoli, o sea, los dueños del circo.

Los principales profesores de derecho en Puerto Rico coinciden que la decisión del Tribunal Supremo federal en los Casos Insulares de 1922 que definieron a Puerto Rico como un territorio no incorporado que pertenece a pero no es parte de los Estados Unidos está vigente y no ha sido revocada

Si Puerto Rico no es un territorio bajo la Cláusula Territorial, ¿por qué todos los asuntos de Puerto Rico los maneja el Comité de Recursos Naturales del Senado y la Cámara de Representantes, los que tienen bajo su responsabilidad los territorios?

Si Puerto Rico tiene un pacto con Estados Unidos y ya no es un territorio, ¿por qué  sus asuntos no los maneja el Departamento de Estado o la Casa Blanca directamente?  ¿Por qué cuando se discutía la incorporación de Puerto Rico en la Reforma de Salud de Obama, siempre se referían a la inclusión de los territorios (Puerto Rico, Islas Vírgenes, Guam, Samoa, Islas Marianas)?

El 8 de octubre de 2009 el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, responsable de los territorios como Puerto Rico,  sometió un informe en el cual señala que el Tribunal Supremo federal definió  a Puerto Rico como un territorio no incorporado.  En ningún lugar el informe menciona que Puerto Rico tiene un pacto ni en la naturaleza de un pacto con Estados Unidos.

Menos aún, el informe resalta que la Cláusula Territorial de la Constitución le otorga al Congreso poderes plenarios sobre sus territorios.  Dice que en el ejercicio de sus poderes, el Congreso puede tratar a Puerto Rico de forma diferente a los 50 estados, el Distrito de Columbia y el resto de los territorios; o sea, como ellos prefieran.

El informe de la Cámara de Representantes, controlada por el Partido Demócrata, fue emitido apenas hace unos meses.

En diciembre de 2007 la Casa Blanca publicó el “Report by the President’s Task Force on Puerto Rico’s Status”.  En esta ocasión se expresaba la Rama Ejecutiva, controlada por el Partido Republicano.  El informe reafirma que Puerto Rico es un territorio bajo la Cláusula Territorial y que el Congreso tiene poderes plenarios sobre él.

El documento de la Casa Blanca señala: “Thus, while the commonwealth of Puerto Rico enjoys significant political autonomy, it is important to recognize that, as long as Puerto Rico remains a territory, its system is subject to revision by Congress”.

Según el informe, existen dos tipos de propiedades bajo la soberanía de Estados Unidos: los estados de la unión y los territorios.  También comenta que el Tribunal Supremo ha determinado que todas las tierras que no estén incluidas en un estado de la unión, deben  ser manejadas por el Congreso (First National Bank vs. Yankton County, 101 U.S. 129).

Los expertos de la metrópoli en la Casa Blanca y el Congreso están claros sobre el aspecto territorial de Puerto Rico.  Sólo los “expertos” en el territorio continúan en la madeja del colonizado.

Es lamentable insistir en supuestos acuerdos cuya validez es tan irreal que son ignorados por la Casa Blanca y el Congreso.  ¿De qué sirve creernos que Puerto Rico no está bajo la Cláusula Territorial si en la metrópoli están convencidos de lo opuesto, sobre todo cuando los gobernantes puertorriqueños de turno validan esa posición sometiéndose a los comités del Congreso a cargo de los territorios?

El siglo XXI requiere definiciones claras y modelos pragmáticos basados en una nueva estructura política, económica y social con los poderes inherentes que logra la soberanía.

Compartir

Comentarios:

You must be logged in to post a comment.