Soberanía frente al colonialismo

Soberanías Exitosas: más allá de la pequeñez

“El tamaño no es impedimento para el desarrollo. Pero la pequeñez, entendida como impotencia política, mezquindad, bajeza de ánimo y falta de aliento, sí lo es”

Por Francisco A. Catalá Oliveras, Economista

El Dr. José M. Saldaña, en un artículo publicado en este periódico el 15 de enero de 2010, invita a que se haga un análisis del libro Soberanías Exitosas. Éste se compone de las transcripciones de seis entrevistas radiales realizadas por Ángel Collado Schwarz entre el 18 de marzo y el 26 de agosto de 2007. El que suscribe participó como entrevistado. En dos de las entrevistas se sumó el economista Juan Lara.

El hilo conductor de las entrevistas es, tal y como lo plantea Moisés Naím en su comentario de contraportada, una importante pregunta: ¿qué hace que un país y su gente sean prósperos? El desarrollo es escurridizo, difícil de alcanzar. Se le ha escapado al grueso de la humanidad. No es fácil aumentar las capacidades endógenas de las empresas nacionales y de los trabajadores para aprender, innovar y producir para el mercado interno y externo; no es fácil utilizar capital externo para movilizar recursos internos y no degenerar en un enclave cuyo excedente se derrame hacia el exterior; no es fácil vincularse a la economía global, diversificar mercados y establecer redes de sana interdependencia; y, sobre todo, no es fácil vencer la cultura de la subordinación y de la dependencia.

Durante muchos años, ante la presencia apabulladora de las grandes potencias, los países de tamaño modesto se conceptualizaban como unidades política y económicamente subóptimas. Entonces se destacaban sus restricciones. En la lista se incluía la modestia del mercado local, la limitada capacidad para generar economías de escala, la carencia de una base amplia de recursos naturales, la dependencia de fuentes externas de financiamiento y la incapacidad para diversificar el perfil de producción y vincularse a diversos mercados. Ahora, ante el éxito de numerosos países pequeños en su gestión de desarrollo, ya no son sus restricciones las que se destacan sino sus extraordinarias posibilidades en un mundo en el que constantemente se tejen complejas redes de interacción económica. Los cambios institucionales y los cambios tecnológicos han liberado a las políticas de desarrollo de los grilletes impuestos por la escala. Éstos son los temas centrales de las entrevistas o conversaciones – porque eso y no otra cosa son – que conforman el libro Soberanías Exitosas. Como casos ilustrativos se utilizan seis países que lograron su independencia durante el siglo veinte y que cuentan con una población que oscila entre un millón y siete millones de habitantes: Estonia, Singapur, Irlanda, Eslovenia, Nueva Zelanda e Israel.

Para lograr el más pleno desarrollo hay que contar con los mecanismos institucionales necesarios. Sin éstos podrá quizás darse algún crecimiento coyuntural pero no desarrollo sostenible. Experimentar crecimiento económico durante unos veinte años, advierte con acierto el premio Nobel de Economía, Douglas North, no es garantía de que el desarrollo está incorporado en el andamiaje institucional de la sociedad. Y mucho menos si el crecimiento se acompaña de diversas manifestaciones de hipertrofia: dependencia del capital externo acompañado de una desmedida remisión de ganancias hacia el exterior, falta de eslabonamientos sectoriales e interindustriales, bajas tasas de participación laboral con desempleo crónico, extrema dependencia de la beneficencia pública, desordenado proceso de urbanización con abandono de los centros urbanos, desproporción entre la compensación a los empleados y el rendimiento del capital, migración forzosa, degradación ambiental y creciente economía subterránea en la que sobresale el componente criminal vinculado al trasiego de drogas. Estos indicadores asociados a la hipertrofia están reñidos con el desarrollo y terminan por descarrilar el crecimiento. La experiencia de Puerto Rico, con su prolongado estancamiento económico ya traducido en contracción, su crítica descomposición social y su marasmo institucional, valida la apreciación de North.

Ciertamente, los temas sobre los que se conversa en Soberanías Exitosas merecen más discusión y más investigación académica en Puerto Rico. Los países no se desarrollan ni congelándose institucionalmente ni mirándose el ombligo. La literatura económica sobre economías relativamente pequeñas, tanto empírica como teórica, ha cobrado particular importancia. Es mucho lo que se tiene que aprender y mucho lo que hay que hacer. Por ello es lamentable que la invitación al análisis del Dr. Saldaña sea tan desafortunada. Está lastrada de prejuicios y de saña. De arranque, justo en el primer párrafo, parece descartar al libro: “Lo que intento es llamar la atención sobre algunos aspectos que considero significativos para dar pie a que se haga y se publique ese análisis, así como para que se evalúe la contribución de este libro (si alguna) …”

En ningún lugar del libro se dice que la soberanía es una “panacea” para lograr el desarrollo. Pero el instrumental que provee la soberanía (sí, Dr. Saldaña, la independencia que usted evidentemente rechaza) es condición necesaria para lograrlo. No es, claro está, condición suficiente. La suficiencia presume aprender y hacer.

Mientras más completa es la caja de herramientas mejor se realiza el trabajo. Esta vieja ley la conocen muy bien los buenos carpinteros, electricistas y plomeros. La caja de herramientas institucionales de Puerto Rico, como la capacidad para negociar tratados internacionales, está prácticamente vacía. El país luce cada vez más impotente ante la urdimbre de tratados y relaciones comerciales en que se ha convertido el mundo. Algunos de los pequeños países que no lo superaban en indicadores socioeconómicos hace algunas décadas, como Chipre, Malta, Eslovenia, Singapur, Irlanda y Nueva Zelanda, lo han dejado a la zaga; otros se están acercando y no tardarán en superarle. Evidentemente, la catatonia institucional no es buena receta para el desarrollo.

Los seis países que son objeto de discusión en el libro han hecho, con las diferencias de rigor, un buen uso de su caja de herramientas en el diseño y ejecución de la política económica. Todos han partido de condiciones difíciles. Ninguno es una utopía. Éstas no existen. No hay razón para sentirse cómodo con el autoritarismo político de Singapur ni con el catolicismo conservador de Irlanda ni con el belicismo de Israel. Pero esos factores no son los que explican su desarrollo. Si así fuera el mundo estaría lleno de países desarrollados. Lo que lo explica, sin entrar en los detalles que se citan en el libro, es básicamente el manejo institucional. Valga, por ejemplo, destacar la capacidad para insertarse en los múltiples espacios de la economía regional y global.

Las seis entrevistas se llevaron a cabo durante el año 2007, antes de la crisis financiera que se tradujo en una recesión a nivel global. El libro se preparó en el año 2008 y se publicó con el tránsito hacia el 2009. ¿Cómo, Dr. Saldaña, contar entonces con cifras del año 2009?

Por cierto, cuatro de las economías citadas ya están en franca recuperación. Entre éstas sobresale, precisamente, Singapur, cuya política de estímulo fiscal ha sido objeto de elogios. La proyección de crecimiento de su economía para el año 2010 oscila entre 3.8 (The Economist) y 4.1 por ciento (Fondo Monetario Internacional). Las que más dificultades han confrontado son Irlanda y Estonia.

Valga subrayar que nadie ha argumentado que la soberanía es una especie de aislador que de manera absoluto evita que se sientan las oscilaciones del mercado o las crisis mundiales. Si las sienten países como Estados Unidos y Japón (en ocasiones son sus epicentros) también las sienten países con mercados modestos.

Lo que es fundamental es que el dinamismo de muchos países de escala modesta debe servir para vencer el mito de la indefensión, tantas veces invocado en Puerto Rico por los que postulan el inmovilismo. El tamaño no es impedimento para el desarrollo. Pero la pequeñez, entendida como impotencia política, mezquindad, bajeza de ánimo y falta de aliento, sí lo es.

Compartir

Comentarios:

  • rafael
  • February 8th, 2010

Los 6 modelos se escogieron porque son de escala similar a PR en términos poblacionales y territoriales. Cuando eran colonias, tan reciente como en el Siglo XX, no progresaban, sus economías estaban estancadas, sufrían un desempleo rampante y dependían de sus metrópolis. Cuando alcanzaron su soberanía lograron progresar. Ahí está la importancia de los 6 países. El libro recoge cómo fue el proceso de cada uno de esos países, cómo reconocieron las ventajas y desventajas que tenían ante los demás países, establecieron sus prioridades y forjaron un proyecto de país. Insistir en que tenemos que limitar nuestros horizontes a los demás países latinamericanos es pura demagogia producto de la campaña del miedo a la que nuestro pueblo ha sido sometido. De hecho, uno de esos modelos, Singapur, nos vio a nosotros como modelo en un momento dado.

  • carlojav
  • February 28th, 2010

Veo como utilizan algunos ejemplos para destacar la soberania. La soberania es una formula aceptable, pero me gustaria que le hablaran al pueblo claro. Irlanda NO es un ejemplo de sobernaia exitosa y no deberian citarlos en sus ejemplos. Irlanda si tuvo un exito parcial en los 90s parecido al que experimento PR en los 50s. Pero esto cambio, y hoy en dia, al igual q PR, su economia esta decreciendo. De estar creciendo en mas de 10% ahora esta en numeros negativos. Si quieren, verifiquen ustedes mismos en Wikipedia, Republica de Irlanda y podran comprobarlo. La soberiania como dije, es una alternativa, pero hay que trabajar, y no debemos copiar modelos basados en manufactura barata como Singapore, China e Irlanda, pq a fin de cuenta los salarios seran muy pobres y cuando el pais comienze a aumentar su nivel de vida, estas empresas se iran marchando a un nuevo lugar mas barato y pobre. Vean lo que le paso a Irlanda cuando ahora esta cediendo terreno a Polonia. De hecho, algunas farmaceulticas de USA estan iendose de Irlanda, y regresando a los estados, en donde les es mas barato producir.

De wikipedia…
“Finalmente la crisis global exhibió la fragilidad de ese milagro, con un saldo desolador: el crecimiento de Irlanda es negativo y el desempleo a fin de 2009 podría llegar al 14 por ciento de la fuerza laboral (4,3, en 2006).[47] El gobierno ha tenido que garantizar los depósitos bancarios por 105 mil millones de dólares, nacionalizó el Anglo Irish Bank y aprobó un rescate de entidades por unos 7500 millones de dólares. Su déficit fiscal ya supera el 6 por ciento del PBI en 2008 y llegaría al 11 en 2009. El gobierno quiere reducir el salario de los empleados públicos.”

  • carlojav
  • February 28th, 2010

Singapur, es un ejemplo de una dictadura exitosa, mas que una soberania exitosa. He tenido la oportunidad de conversar con personas de PR que han visitado esa isla, y aunque el progreso es algo indiscutible, en ese pais se prohibe hasta mascar chicle (http://en.wikipedia.org/wiki/Chewing_gum_ban_in_Singapore).

Yo quiero lo mejor para mi pais. Pero no me gustaria dejarle a los futuros puertorriquenos un pais como Singapur. Ademas, que no haria un Tito Kayak en un Puerto Rico “singapurizado” en donde las playas no son publicas y el desarrollo economico va por encima del ambiente. En una ocacion unos ingenieros de Singapur, visitando una farmaceultica que tiene plantas en PR y Singapur, quedo impresionado por las playas de PR. Y su comentario principal fue que era bueno como nosotros si cuidabamos el ambiente, y q le gustaria q su pais hiciese lo mismo.

Esto deberia saberlo PR tambien, que nada es gratis en el mundo, y que un pais pequeno y soberano, para poder competir de tu a tu en un mercado globalizado, tiene que ceder mucho, y no se hasta que punto los puertorriquenos querramos entregar nuestra isla a los intereces extranjeros, si tan siquiera podemos aceptar a los americanos aqui. Yo le digo NO a la “singapurizacion” de Puerto Rico. Por favor sugieran otro ejemplo valido (que lo deben tener), pero no Singapur.

  • Angel Collado Schwarz
  • March 3rd, 2010

Gracias por sus comentarios e interés en el tema.

Le recuerdo que menciono en el libro que ningún modelo es perfecto. La idea es tomar lo mejor de cada uno de ellos y crear nuestro propio modelo. Estos modelos son relevantes por su escala similar a PR y debido a que cuando eran colonias, sus economías estaban basadas en la dependencia, una vez alcanzan la soberanía, sus economías se desarrollan.

La crisis económica mundial ha afectado todos los países del mundo. Lo importante es que los países soberanos tienen las herramientas para bregar con su crisis. Según el Economist Intelligence Unit (preparado por la prestigiosa revista The Economist), en 2009 las tasas de crecimiento del PNB fueron: Puerto Rico (-2.9), Singapur (-2.1) e Irlanda (-7.0); las proyecciones para 2010 son: Puerto Rico (-2.1), Singapur (+4.8), Irlanda (-1.9); las proyecciones para 2011 son: Puerto Rico (-2.3), Singapur (+4.8), Irlanda (+0.9). No hay proyecciones de Puerto Rico para el 2012 pero Singapur proyecta un +4.7 e Irlanda un +1.8.

Irlanda continua llevándose las farmaceúticas de Puerto Rico (una vez terminan sus patentes). Singapur no tiene mano de obra barata (como el caso de China). Su énfasis es alta tecnología, infraestructura y centro de inteligencia.

Sobre el aspecto poltico de Singapur. Ellos son una democracia parlamentaria. Es cierto que han tenido un liderato fuerte y han restringido las libertades de prensa, aspectos que Puerto Rico NO tiene que adaptar.
Singapur, al igual que Estados Unidos, son de los pocos países del mundo que implementan la “barbarie” de la pena de muerte.

El aspecto de la democracia es uno controversial. En las elecciones del 2000, el candidato presidencial de los Estados Unidos, Al Gore, ganó el voto popular. Sin embargo, George Bush fue juramentado luego de un recuento de votos en Florida, donde el gobernador era el hermano de Bush. Más aún, el Tribunal Supremo respaldó la elección de Bush en votación 5-4 incluyendo el voto decisivo del juez nombrado por el presidente George HW Bush, padre del candidato. ¿Es este un buen modelo de una democracia?

Un Puerto Rico soberano debe de ser un modelo único adaptando lo mejor de otros países y manteniendo una estrecha relación con Estados Unidos, la Unión Europea, China y el resto de la comunidad internacional.

  • carlojav
  • March 4th, 2010

Muchas gracias por tomarse el tiempo de contestar en el foro.

Si, entiendo lo que dice que ningún modelo es perfecto. Pero es cierto que unos modelos se adaptan más que otros a la idiosincrasia del puertorriqueño. Por ejemplo, volviendo al caso de Singapur. La fortaleza de su modelo se basa en el hecho de su modelo unipartidista. Esto les da completo control y promueve una estabilidad política, pues ese partido se puede dar el lujo de planear a largo plazo una estrategia económica, e imponer su criterio, sin importar la poca oposición que puedan tener. De igual manera, este modelo pudiera fracasar con un liderato totalitario y tan torpe como le sucede a Venezuela con Chavez. O imagínese un Estados Unidos con 25 años con Bush. Ahora, imagínese usted ese modelo acá en Puerto Rico, en donde existen más uniones que organizaciones caritativas, que no tienen interés en nada fuera de su propio círculo. Imagínese un gobierno como Singapur, en un Puerto Rico plagado de uniones e inmovilistas con doctorado. Admiro en cierta forma a Singapur por lo que han logrado, pero en parte su éxito es más función de su propia cultura e idiosincrasia que de su condición política.

Sobre las farmacéuticas, he tenido el privilegio de servir a la industria por casi 10 años, y le digo que es una industria bastante madura en Puerto Rico. Tal vez no tenemos el boom de los 70’s, pero ciertamente tenemos una buena industria y hemos desarrollado un “expertise”, que aun nos da una buena ventaja competitiva en ese aspecto. De hecho, Puerto Rico ha logrado transicional hacia la industria de la biotecnología, y nuestros principales competidores son estados de EU que están invirtiendo fuerte en este sector. Es una industria especializada y aun no tenemos competidores directos en Latinoamérica. Irlanda NO es competencia directa de Puerto Rico en esta industria. De hecho, Irlanda es nuestra contraparte del mercado europeo. En PR, se manufactura para el mercado americano, mientras que en Irlanda se manufactura para el mercado europeo. Pero Irlanda cometió el error de adoptar el euro, y su capacidad para manufacturar barato se ha disminuido grandemente.

Como dije antes, la independencia es una alternativa real para Puerto Rico, pero siempre veo que mencionan estos modelos de los cuales no se adaptan a la realidad del puertorriqueño, o que son modelos demasiados volátiles. Además, una soberanía NO puede ser anti-americana. Veo que mucho de los proponentes de esta alternativa, tienen ese sentimiento anti-americano y eso es un error. Estados Unidos seria nuestro principal aliado, y esconder esa realidad seria tronchar las posibilidades de éxito de cualquier esfuerzo soberanista. La independencia como concepto es obsoleto, la nueva realidad global es de interdependencia. Es decir, ningún país puede ser exitoso en su modelo económico si se aísla del resto del mundo y mas aun, si se aísla de las metrópolis actuales (i.e. Estados Unidos, Europa, China, Japón, etc). Esta chévere de que PR pueda participar del CARICOM, o cualquier otro tratado regional, pero la metrópolis de nuestra región es Estados Unidos. Si logramos vencer ese complejo, y sentimiento anti-americano, entonces tendremos excelentes opciones de éxito. Imagínese, PR pudiera desarrollar una industria de desarrollo de software, como India, o Uruguay han hecho, y que sirvan a compañías como Microsoft o Google.

Me gustaría que examinara a Panamá como soberanía exitosa. Después de todo, ellos SI se parecen a nosotros y han podido capitalizar sobre el traspaso del Canal de Panamá desde 1999. Veo que han podido atraer importantes inversiones, desarrollar el turismo, y promoverse como destino residencial para retirados.

Muchas gracias por su atención.

  • Angel Collado Schwarz
  • March 5th, 2010

Gracias nuevemente por comentar sobre este importante asunto.

Difiero con su análisis sobre Singapur. Su éxito NO se debe a la “a su modelo unipartidista”. El mundo está lleno de dictaduras y países con modelos unipartidista que NO han tenido éxito. Su éxito se debe en lograr su soberanía con las herramientas necesarias para establecer un modelo económico y social exitoso. En cuanto a la cultura e idiosincracia, Puerto Rico está en una mejor situación que Singapur. Puerto Rico es un país bastante homogéneo racialmente, culturalmente (casi todo el mundo habla español) y religioso
(cristianos). En el caso de Singapur su situación es muy problemática: Chinos 77.8%, Malasios 13.9%, Indios 7.9%, otros 1.4%. En cuanto a las religiones: Budistas:42.5%, Musulmanes 14.9%, “Taoist” 8.5%, Hindus 4%, Católicos 4.8%, otros Cristianos 9.8%, otros 0.7%, ninguno 14.8%.

También difiero en cuanto a su apreciación sobre la situación de las farmacéuticas. Mi principal fuente
es un amigo estadounidense que tenía una farmacéutica en Puerto Rico y se la llevó para Irlanda debido a los beneficios fiscales en Irlanda y en los E.U., ya que Irlanda tiene tratados con E.U. Los datos hablan por sí sólo….¿Cuántas farmaceúticas nuevas se han establecido en PR en los últimos años?
¿Cuántos empleos se han perdido en esa industria en PR? ¿Cuántas de esas industrias que han eliminado empleos en PR han creado empleos en Irlanda?

En ningún sitio de nuestras propuestas usted encontrará un comentario o posición “anti-americana”. Por lo contrario, siempre afirmamos que un Puerto Rico soberano necesita ser establecido en armonía con Estados Unidos conjuntamente con la Unión Europea, China, India y el resto de la comunidad internacional.

Estimo que dentro de unos años, Panamá, al igual que Uruguay, muy bien podrían convertirse en modelos para Puerto Rico. Sin embargo, es muy prematuro llegar a conclusiones sobre el éxito de estos países ya que tienen unos problemas sociales que tienen que superar, incluyendo el poder de las oligarquías.

Muchas gracias por su interés en este asunto.

  • 0T0
  • March 6th, 2010

Saludos,

Me pregunto, no es el idioma inglés el que más se habla en Singapur, es cierto o no que alli se habla cerca de 4 idiomas incluyendo el chino !!…claro, si hacen negocios con estos paises, se debería dominar estos idiomas, es obvio !!..entonces aquí en PR, con el puño en el pecho algunos minoritarios que ahora se quieren hacer llamar “soberanistas” y algunos de otra “tribu” colorida pretendían q. sólo se hablara el español “pa’que tu lo sepa” ! jaja… miren hasta donde llega la falta de educacion y el fanatismo ciego y peor aún, queriendo gritar a los cuatro vientos desear ser en parte como Singapur !!…

Me pregunto, por que de tantas Soberanías en mundo solo se escojen 6 modelos? que porciento hace esto del resto del mundo…Por qué no son mas ???…Me pregunto, en la unión no es que esta la fuerza ” ?? . Por qué no se trae al tema algunas de América que al menos tenga la tendencia a la mejoría en términos porcentuales… ejemplo Panamá !!…(Manzanillo International Terminal, tienen el puerto más poderoso de América Latina ) Por qué no se habla de Texas que tiene el 10mo Puero más grande del mundo y el primero de los EU ??? Por que no se habla de imitar a Hawaii que demostro mejorar su economía despues de ser Estado Federado ??..Todos los estados estan mejor que P.R. Por qué ir tan lejos a buscar modelos si a 1,200 millas puedes tener uno de 50 !!??

Siguiendo la misma línea me pregunto, Cual sería el “arma secreta” verdadera que Singapur tiene para hechar pa’lante muy bien su economia ???… de que vale que tenga un Gob. Soberano si no tiene una infraestructura y una cultura bien mixta como la de nosotros o mas! de ley y orden respetable mas una noción del pueblo clara de lo q. quieren y desean para su país ????…

Claaaroo..tiene unas leyes sumamente estrictas ( pena capital hasta por encontrarte con un “pitillo de la yerba buena” en tu bolsillo ) con temor a uno quejarse de abuso y/o violaciones de “derechos” Ahhhh…y el segundo puerto de transbordo más grande del mundo desp. de Rotterdam ( Holanda ) Existe desde el siglo 14 !!!…Jejeee, Rotterdam parece ser el lugar en el que la riqueza es producida; y Amsterdam, donde se la gasta !!

Con esto nada mas , es como para pensar en ser exitosa por el resto del tiempo siendo bien administrada claro!! y aqui en P.R. denuevo, nos peleamos por unas par de gruas nuevas en Ponce ( en la guerra chiquita ) y nos demoramos años en tomar desiciones , nos requedamos en la teoría y para llegar a la práctica concreta nos tomamos decadas ( ruta 66 es un ejemplo ) y para colmo, dejamos por la libre a los asesinos, tira’ huevos y a los “Kayaks de la vida cdo. entorpecen y violan los derechos del otro !!..de q estamos hablando ???… aqui se protesta por todo lo q tenga q ver con desarrollo , hasta para no matar el lagartijo !!!… no se ve una costura clara de proyección al mundo de inconsistencia por una minoría !!??… para lograr q. ???..Esto es lo que primero debemos eliminar, el revanchismo y la mala fé !

Por que alejarnos y confundir cada día mas con tantos embelecos , e ideas q muy bien pudieran confundir a un pueblo q . esta “jarto” de tantas busquedas de llamadas “soluciones posibles” y a la larga, se queda en nada…y q. peor aun serian de caracter a laaargooo plazo y mientras tanto, qué ??, nos tomaria decadas largas en llegar a esos tobillos y cdo. lleguemos a eso, ellos estaran mas arriba !!…

Pero irónicamente, tenemos a la vuelta de la esquina una oportunidad de ser parte oficial “Full time” de la nación más poderosa del mundo !!?? donde otros desean ser parte integral de ella y estan dispuesto a pagar hasta con su vida por una calidad de vida y económica aceptable, nosotros, la desperdiciamos , los mismos q tenemos la misma ciudadania q. la q. tienen los residentes de Norte America “hillbilly”!!

No son los 50 Estados de Norte América Soberanos con sus propias leyes y constituciónes estatales ???
Una mano con sus cinco dedos esprime una naranja pero si utilizas las dos manos con sus diez dedos entrelazados y ejerciendo la fuerza, presión y movimientos correctos, le sacaras mas jugo o no ???

Hay mucho en que pensar !…

saludos y gracias por su tiempo !!

Pd. Oligarquia en Panama???? quizas esto fue historia entre el De 1919 a 1968 ! lo que Panamá tenía como sistema de gobierno era ese “republicanismo oligárquico” que no es democracia, con interrupciones breves de franca “no democracia” en 1931, 1941, 1949, y 1951. Panamá alcanzó el estatus de plena democracia en 1994, sólo cuatro años después de la caída de la dictadura.

Esto como que Ud. Sr. Collado, debiera aclarar o abundar un poco mas !

  • carlojav
  • March 7th, 2010

Nuevamente, gracias a usted Sr. Collado, por contestar a mi pasado post.

El menor de los problemas en Puerto Rico es la religión, puesto que lamentablemente nuestra religión y deporte nacional es la política partidista y la “jaiberia”. Aquí nadie se pone de acuerdo, y mientras los políticos de ambos partidos (si, solo existen dos partidos en PR) se benefician de sus puestos para obtener beneficios personales, el pueblo se desvive por apoyar unos o los otros, como si en cada elección se jugaran la vida, y las soluciones a todos los problemas que los aquejan.

Lamentablemente también, aquí se practica la “jaibería”, el “quítate tu para ponerme yo”, y así cualquier modelo fallara. Es triste admitir esto, pero en Puerto Rico solo poco más del 30% de las personas hábiles para trabajar está activos en nuestra fuerza laboral. Muchos deciden vivir del mantengo. Y usted dirá que ese mantengo es por culpa del sistema americano, pero eso seria no aceptar nuestra responsabilidad en este asunto. Yo no puedo entender como en pleno siglo 21, un municipio como Orocovis tiene una deserción escolar de 40%. No lo digo yo, puede verificar esta información con prestigiosas publicaciones como The Economist (The Condition of Puerto Rico, May 25, 2006). Aquí el que más o el que menos tienen la oportunidad de estudiar, pero no lo hacen. Es triste cada vez que voy a un “food court” a almorzar, encontrarme con el mall lleno de estudiantes que pudiera asegurar tienen pobre desempeño académico. Aquí la colonia decidió que era mejor tener un pueblo bruto y mal educado, que un pueblo pensante capaz de saber diferenciar entre lo que es conveniente o no desde el punto de vista político y social. Como podemos aspirar a un modelo soberanistas como el de Singapur, si aquí la gente no esta preparada para eso? Como podemos insertar a una fuerza laboral basada en tecnología y conocimiento (como Singapur) a tantas personas que no tienen oficio, apenas saben leer, y no acaban de aprender ingles? Ese es mi punto, cuando hablo de nuestra idiosincrasia y diferencias con Singapur. La religión seria el menor de los problemas.

A todo eso súmele, que aunque si preparamos excelentes profesionales (y no me refiero a los ingenieros de la NASA que tanto El Nuevo Día destaca), al menos la mitad mas uno se va de PR hacia algún estado de EU. En mi caso, me he quedado acá, pues aun cuento con un buen trabajo, gracias a Dios, y tengo mi familia y amigos en PR. Pero cada vez que veo como vamos, y lo “jaiba” que somos, solo puedo acordarme de ese anuncio de televisión de la Compañía de Turismo en donde se escuchaba una contagiosa canción que decía “la Isla te esta llamando…”, aunque en mi mente suena mas como “la Isla te esta botando…”. Ha pensado usted, como seria PR el día después que se declare la Republica Soberana de PR? Muchos de esos profesionales se irían a Texas o a California de seguro. Como podemos basar nuestro modelo, en uno de conocimiento y tecnología, si nuestras mentes se nos van, pues están concientes de que ahora tendrían que mantener a la mayoría vaga de PR sin la ayuda de los EU? Nada me llenaría mas que ver a mi Isla echar pa’ lante. Pero admito, tengo poca fe en la mayoría de nuestra gente “jaiba”. Esa misma “jainberia” que lleva al joven a pensar que esta mejor vendiendo drogas o robando, que en lugar de pagar el precio de estudiar, sacrificarse y ganarse su sustento de manera honrada, sin pisotear o dañar al prójimo. Si reconozco que en PR hay talento de sobra, pero esta el vividor y vago que hace orilla. Y entre el bienestar de mi Isla, o el de mi propia familia, tengo que escoger el de mi familia por razones obvias. Por eso no lo pensaría dos veces en moverme a EU, si entendiera que el modelo soberanista de PR seria una formula para el desastre. La opción soberana tiene que ser bien calculada y estudiada para tener éxito. Y no puede ser simplemente un “mira podemos lograrlo, porque Singapur pudo”. Eso seria caer en una falacia trágica para mi Isla. Si podemos, pero vamos a hablare claro a nuestra gente.

Por esto es que le invito a estudiar modelos más allá del proverbial Singapur, o la alicaída Irlanda. Por eso mencione Panamá, y Uruguay. Estuve viviendo y trabajando como ingeniero en un proyecto en México el pasado año, y fui testigo de una nación con tanto talento, pero con muchos de los problemas sociales que nosotros también enfrentamos y que no les permiten explotar todo su gran potencial. Estoy hablando de una nación de más de 100 millones de habitantes con mucho talento, y muy trabajadores. No es que sea pesimista, pero no puedo dejar de verme en el espejo de nuestros hermanos latinoamericanos. Por eso trato de ser optimista y mirar hacia Panamá o Uruguay, o Chile, que están alcanzando cierto grado de éxito. Vuelvo y digo, PR si puede ser un país soberano, pero tiene que saber que tiene que bregar con un sinnúmero de problemas sociales y cambiar una cultura de vagancia, que no es culpa de los americanos, sino de los colonialistas que callaban a la gente con un chequecito de PAN, un apartamentito en un residencial, y la libertad de tener un “trabajo” en el gobierno del cual no podían ser despedidos. Si, el Pan, Tierra y Libertad que tanto nos prometió Don Luis Munoz Marin y su PPD, y que lamentablemente se nos cumplió.

You must be logged in to post a comment.