Soberanía frente al colonialismo

¡Hijos de Borinquen! Soberanía es libertad

“¡Despierta borinqueño! No tenemos que soportar los atropellos, las violaciones de ley y Constitución, la legislación secreta, el incumplimiento de promesas de campaña y de contratos públicos, el engaño presupuestario, el fraude de las alianzas público privadas”

por Anotnio Fernós

El pasado período de doce meses debe servir de plato de reflexión; de nutriente y alimento al pensamiento sereno. Los sucesos económicos han revelado la verdad de la avaricia y codicia por el lucro de la “banca financiera e inversionista” de Estados Unidos. Otra vez causa desastre y miseria, mientras pretenden repartirse billones los mismos explotadores. Sólo el valor y convicción de moral social del presidente demócrata Barack H. Obama impidió ese segundo saqueo del dinero del pueblo.

Los sucesos políticos nos han ofrecido igualmente materia para análisis y aprendizaje.

El sistema político es manipulable; y eso incluye el poder judicial y policial del Estado, como el FBI, el Servicio de Rentas Internas y la propia Fiscalía. Lo hicieron en Alaska, en Alabama y en Puerto Rico. El gobierno republicano de Bush persiguió funcionarios electos por el pueblo.

Karl Rove desató su odio contra funcionarios demócratas; y cuando algunos fiscales se negaron a esa persecución partidista, el Alberto Gonzales los despidió fulminantemente.

El gobierno Bush-Chenney- Rumfeld violó la Constitución, leyes y tratados; secuestraron personas en otros países y los internaron en cárceles ilegales en Guantánamo, Cuba, después que se descubrió la tortura en Abu Ghraib. Fueron actos de tortura, sí; y por ello el presidente Obama no tardó 72 horas en el cargo en ordenar el cese a esa barbarie. Lo dijo bien claro “fue un error”; la práctica de ahogo por agua es tortura.

Ahora el asesor legal John Yoo quien escribió esas pestilencias infames diciendo que era legal esa conducta, es el investigado. Este personaje se atrevió a escribir que “en tiempos de guerra los ciudadanos tienen que rendir algunos derechos constitucionales” . ¿Cuál guerra? La guerra contra el terrorismo que Bush se inventó, fabricó y falseó, no era una guerra constitucional. Esta administración republicana cometió crímenes de guerra y contra la humanidad. Entonces Condoleeza Rize dice el 1ero. de mayo que lo aprobó porque si el Presidente lo aprueba es legal. ¿No me diga? Eso recuerda al sátrapa Richard Nixon; también republicano. ¡Examinen su consciencia sus cómplices en Puerto Rico!

Los hechos de estos pasados años y sus consecuencias nos deben servir a los hijos de Borinquen, para abrir los ojos; aprender a identificar conductas y sus autores; para no dejarnos engañar por fariseos que hablan de Dios con lengua, y alma sucia y ponzoñosa.

Mientras en Estados Unidos se rectifica conducta y estilos, actitudes y propósitos, nuestro electorado manipulado y engañado por la peor propaganda, padece ahora un gobierno a lo Bush, en lugar de un gobierno de justicia social, democracia y libertad cual Obama.

¡Despierta borinqueño! No tenemos que soportar los atropellos, las violaciones de ley y Constitución, la legislación secreta, el incumplimiento de promesas de campaña y de contratos públicos, el engaño presupuestario, el fraude de las alianzas público privadas.

No merece obediencia ciega ningún gobierno que ni jura o perjura la propia Constitución del País; que se burla de sus disposiciones e ignora las limitaciones al ejercicio del poder.

Estamos viviendo un régimen de atropello civil y conducta criminal por el delito de “lesión a la soberanía del pueblo” (Lesa Majestad en Derecho romano); eso es traición a la Patria y al gobierno constitucional del Pueblo.

No se diga que no se dan cuenta, o que no entienden; o que no tienen tiempo para pensar en las consecuencias y realidad de estos temas. Eso no es de ciudadanos dignos de una democracia. ¡Despierta, borinqueño! ¡Han dado la señal!

Una vida de aceptación del atropello es vida sin libertad ni democracia, ni bienestar. No renunciemos a nuestros derechos, ni a la voluntad libre. ¡Protestar es un derecho del ciudadano! Callar es de súbditos o de esclavos.

Compartir

Comentarios:

You must be logged in to post a comment.