Economía

Fortuño republicano vs. Obama demócrata

Por Dennis Rivera, Presidente de SEIU Health

Mientras el presidente Barack Obama intenta sacar a Estados Unidos del hoyo en que lo metió la política económica republicana neoliberal, Luis Fortuño impone en Puerto Rico la misma política que estuvo a punto de quebrar a Estados Unidos y que ha sido invalidada por la historia en muchos otros países.

A los que observamos a Puerto Rico desde Washington nos intriga este desafío ideológico del gobernador republicano de la colonia al presidente demócrata de la metrópolis. Lo que nos preguntamos es, ¿por qué? ¿Se están utilizando los fondos del estímulo de Obama en Puerto Rico para contradecir su política demócrata con una política republicana? ¿Para cesantear empleados públicos y ponerlos en mantengo en lugar de salvar y crear empleos para reconstruir la economía como procura Obama? ¿Para reducir el Gobierno y las reglamentaciones que protegen los activos del País y que protegen a la clase trabajadora y a los desvalidos? ¿Para entregarle Puerto Rico a la empresa privada a costa del sufrimiento de los más vulnerables? Estoy seguro de que Obama no sabe eso.

Hasta ahora, Puerto Rico ha recibido $2.9 mil millones del estímulo federal bajo ARRA (American Recovery and Reinvestment Act) y probablemente reciba hasta $5.6 mil millones. ¿Qué se está haciendo con este dinero?

Basta analizar el discurso de Fortuño, un calco del discurso de George Bush y totalmente opuesto al discurso de Obama, para comprobar lo que observamos. Veamos:

Fortuño: “El problema es el Gobierno… el Gobierno debe ser más pequeño, más ágil, más eficiente”.

Bush: “…el debate es un gobierno más grande versus un gobierno más pequeño, un gobierno eficiente versus un gobierno gigantesco.

Obama: “La pregunta que hoy hacemos no es si nuestro gobierno es demasiado grande o demasiado pequeño, sino si es efectivo -si ayuda a las familias a encontrar empleo con un salario decente, servicios de salud que puedan pagar, un retiro que dignifique”.

Fortuño: “…un dólar en el bolsillo tuyo, del contribuyente, rinde mucho más que este mismo dólar en las manos del Gobierno”.

Bush: “Yo confío en el pueblo con su propio dinero. Yo prefiero que ustedes gasten su propio dinero y que no sea el Gobierno federal el que gaste su dinero”.

Fortuño: “Un pueblo que asegura su progreso económico, fomentando, no impidiendo, el crecimiento saludable no solamente del sector privado sino de toda nuestra sociedad”.

Bush: “Tenemos que asegurar que nuestra nación sea una nación de libre comercio y de menos regulación… Tenemos que revisar las regulaciones que obstaculizan la acumulación de capital, regulaciones que hacen más difícil al empresario iniciar un negocio”.

Obama: “El Gobierno tiene un papel que desempeñar. El propósito de nuestro mercado libre jamás fue el de ser una licencia gratuita para que tomes todo lo que puedas, sin embargo, puedes obtenerlo… Necesitamos un presidente que vea el gobierno no como un instrumento para enriquecer a amigos bien conectados y cabilderos de altura, sino como un defensor de la equidad y oportunidad para cada estadounidense”.

Fortuño: “Ese principio básico incluye que el Gobierno no puede gastar más dinero que el que tiene”.

Bush: “El gasto incontrolado del Gobierno es una ruta peligrosa a los déficit, por lo que debemos tomar un rumbo diferente”.

Obama: “Solamente el Gobierno puede romper el círculo vicioso en el que la pérdida de empleos lleve a las personas a gastar menos dinero, que lleve a más despidos todavía”.

Luis Fortuño y su comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, están trabajando contra la agenda demócrata de un presidente que acaba de ser galardonado con el Premio Nobel de la Paz precisamente por su visión humanista. Trabajan también contra un Congreso demócrata que apoya a su presidente. No nos engañemos, Fortuño y Pierluisi son republicanos y trabajan contra Obama y eso no es bueno para Puerto Rico.

Compartir

Comentarios:

You must be logged in to post a comment.