Soberanía frente al colonialismo

Aterrizaje forzoso

“Hace falta salir y tomar aire, sacar la cabeza del insularismo y reconocer que existe un mundo allá afuera, con problemas similares, pero a diferencia nuestra, con un GPS de hacia dónde se va y alguien en el timón”

Por Silverio Pérez

El epidemiólogo del estado –aunque a estas alturas se desconoce si esa posición realmente existe- debe emitir un aviso en el que se establezca que vivir en Puerto Rico puede ser altamente peligroso para la salud, sobretodo, la mental. Más aún si uno se ha ido de vacaciones por unas semanas, para desconectarse del desmadre general, y al tomar el taxi de regreso se percata que alguien, a mi salida, había puesto en “pausa” la película isleña y ahora, de bienvenida, le dio “play”: las mismas discusiones que uno dejó al irse, los mismos personajes patéticos e incompetentes, peor aún, hay una percepción que el deterioro es progresivo…y “progresista”. Despidos en WIPR, casi trescientas escuelas que no abrieron el primer día del curso escolar, el PPD en la luna de Valencia discutiendo quién le tiene más miedo a la palabra Soberanía, el crimen sin control y a sus “sanchas” pero la Fuerza de choque está en Villas del Sol, en fin, un aterrizaje forzoso a nuestra triste realidad.

Pero hace falta salir y tomar aire, sacar la cabeza del insularismo y reconocer que existe un mundo allá afuera, con problemas similares, pero a diferencia nuestra, con un GPS de hacia dónde se va y alguien en el timón. Como el sur también existe, y por esta vez no me refiero al sur ponceño, el cual últimamente no parece existir, sino al sur latinoamericano, aterricé con una gran curiosidad y despegué con una gran esperanza de Uruguay, un país pequeño, dentro del contexto latinoamericano, con una población menor que la de Puerto Rico pero que tiene un gobierno progresista, en el mejor sentido de la palabra, que ha enfocado su esfuerzo en la lucha contra la pobreza -no contra los pobres- y la desigualdad social como estrategia de desarrollo.

Lo primero que tendríamos que aprender de ellos es que para hacer el proyecto de un nuevo país, los sectores de centro, liberales y de izquierda se pusieron de acuerdo para hacer un Frente Amplio que ganó las elecciones y ha puesto al país en marcha. El ritmo de crecimiento económico de Uruguay está entre el 7 y el 10%, lo que lo coloca en la posición 15 a nivel mundial mientras que Estados Unidos está en la 181 y Puerto Rico en la 212. En los cinco años que lleva el Frente Amplio se ha afirmado un proceso sostenido de inversión que alcanzó el 18% del PBI, la cifra más alta de los últimos 50 años. En el desarrollo industrial se han generado más de 180,000 nuevos empleos, las exportaciones de bienes y servicio superaron los 10,000 millones de dólares, los productos se diversificaron, se abrieron nuevos mercados y se exporta a múltiples destinos generando una mayor estabilidad para la venta de la producción nacional. El salario real ha crecido en un 19%, el salario mínimo se cuadruplicó y las pensiones a los jubilados se duplicaron.

Ya estos números de por sí me levantaron el ánimo mientras el espíritu se regocijaba con la presencia de entrañables amigos como el cantautor Daniel Viglietti, una visita al pueblito donde se crió Tony Croatto y la compañía de nuestra embajadora boricua en Montevideo, Marcia Rivera, y su esposo Luis, quienes me ayudaron a completar el panorama en la búsqueda de esperanza al margen del Río la Plata.

Si uno pregunta en Puerto Rico ¿cómo está la criminalidad? la respuesta se dirige a cuántos mataron hoy. Hice la misma pregunta allá. En el 2008 hubo 60 asesinatos; en Puerto Rico 807. La razón es sencilla: la pobreza ha descendido en 12 puntos y la indigencia ha decrecido un 1%. Allí empresarios, gobierno y trabajadores acuerdan normas para cada industria, se formalizaron miles de pequeños negocios y el desempleo está por debajo del 7%. Además, hay un Sistema Nacional Integrado que asegura el acceso a la salud para la mayoría de los uruguayos.

Cierro con la educación: se destinó más de 1,400 millones, el triple de lo que antes se destinaba a la educación, las clases comenzaron con normalidad y entusiasmo y se han entregado 360,000 “lap tops” a los estudiantes que se utilizan diariamente en las escuelas y que también han servido para alfabetizar en computación a los padres.

No es Alicia en el País de las Maravillas, es simplemente un país con un propósito, un liderato comprometido con ese propósito y, oigan esto los populares asustaos, con Soberanía para tener el poder de hacer lo que hay que hacer.

Compartir

Comentarios:

  • Samuelpr
  • August 13th, 2009

Tenemos que aprender a sobrevivir por nosotros mismos, sino esto nunca se acabara.

Excelente!

  • Luis F. Diaz-Rolon
  • August 25th, 2009

Excelent…….Yo no pierdo la fe de que con un liderato conciente y dedicado, podamos salir algun dia de este atolladero en que nos encontramos. SI SE QUIERE…….SE PUEDE.

You must be logged in to post a comment.