Idioma

Manifiesto de UNIDOS POR NUESTRO IDIOMA

“Invitamos a la ciudadanía a que haga suyo este Manifiesto, sumando sus nombres y avalando con sus firmas el mismo”

Unidos por Nuestro Idioma (UNI), una entidad de ciudadanos interesados en proteger la integridad del español, apreciar su importancia y estimular su uso como lengua materna y común de la nación puertorriqueña, sumamos nuestras voces y

Manifestamos:

1. QUE el lenguaje es vital en la formación de la identidad de un pueblo y que en la lengua materna se encuentran las raíces de la nación puertorriqueña.

2. QUE los puertorriqueños tenemos una cultura definida que expresa con fuerza su voluntad de ser y es el idioma español la casa donde habita, crea y florece la cultura e identidad nacional que nos define como pueblo.

3. QUE el español, por ser nuestra lengua materna y común, es la base de nuestra cultura, en la cual se refleja nuestra visión única del mundo y la forma en que nuestra comunidad entiende su relación con la comunidad internacional, y en la que ha formulado su pensamiento, su sistema filosófico y el entendimiento del espacio que le rodea.

4. QUE nos sentimos orgullosos de nuestra identidad nacional puertorriqueña y de formar parte de Hispanoamérica, compartiendo una lengua común en la cual pensamos, hablamos y soñamos, y que asociadas a esa lengua común existen posibilidades económicas, políticas y culturales importantes que no debemos perder.

5. QUE el español es una de las lenguas de mayor difusión y aceptación en el mundo y es una lengua de comunicación internacional, por lo que en el tema de la preservación del vernáculo está en juego nuestra pertenencia a un gran mundo.

6. QUE reconocemos las preferencias políticas e ideológicas que los puertorriqueños sostienen sobre el destino político del país, por lo que el dominio y uso del idioma español, que es portaestandarte de nuestra identidad, forma parte de ese destino político y es determinante en la preservación de nuestra cultura y en la continuidad de nuestra pertenencia al mundo hispanoamericano.

7. QUE a pesar de la resistencia y la fuerza que la lengua española sigue teniendo en Puerto Rico, existe actualmente una profunda y seria preocupación respecto al progresivo deterioro del vocabulario de los puertorriqueños y de las destrezas lingüísticas básicas en la expresión oral y escrita, así como del pensamiento crítico.

8. QUE la actual política pública respecto al vernáculo ha tenido un impacto negativo en la educación, por lo que reclamamos el cese de la misma y que se instaure una política pública sobre el idioma que sea compatible con la realidad sociológica y cultural del estudiantado puertorriqueño.

9. QUE no nos anima ningún prejuicio contra el idioma inglés ni nos interesa menoscabar su aprecio, uso y enseñanza entre los puertorriqueños, puesto que es la lengua de gran parte de nuestra diáspora, sino que nos anima e interesa la realidad lingüística de nuestra Isla.

10. QUE aunque reconocemos que el español en nuestro país ha resistido la imposición de una lengua ajena, nos preocupa la tendencia a mezclar injustificadamente el español con palabras y frases en inglés, lo que demuestra pobreza en el conocimiento y el manejo de ambos idiomas.

11. QUE fortaleciendo el español se mejora la calidad de vida y la comunicación, puesto que existe una estrecha relación entre el desarrollo de las destrezas lingüísticas y el nivel socioeconómico.

12. QUE la historia revela que la imposición del inglés con propósitos político partidistas, en vez de promover el aprendizaje de dicha lengua, ha resultado en un rechazo hacia la misma.

13. QUE para nosotros, el español, como lengua materna, oficial y común en Puerto Rico, no es negociable bajo ninguna circunstancia ni fórmula política de estatus.

Por todo lo que antecede,

Protestamos enfáticamente las acciones agresivas de sectores políticos del país, que han reemplazado el español por el inglés en letreros y otros medios de expresión pública, con el fin explícito y consciente de sobreponer el inglés a nuestro vernáculo, negando el hecho de que el español es la lengua materna, principal y común de los puertorriqueños.

Urgimos la renovación de la enseñanza del español con el fin de potenciar el enriquecimiento de la competencia lingüística del estudiantado.

Rechazamos el establecimiento de escuelas y universidades públicas cuyo vehículo de enseñanza sea exclusivamente el inglés, aunque apoyamos que se ofrezcan cursos de dicho idioma y otros, en el sistema de educación pública.

Alentamos que se conduzcan investigaciones serias sobre el estado de nuestra lengua materna y el dominio del inglés, lo que debe ser parte de las labores que lleven a cabo la Universidad de Puerto Rico y otras instituciones educativas.

Impulsamos, de acuerdo con el Artículo 4º de la Declaración Universal de Derechos Lingüísticos proclamada en Barcelona en 1996, la utilización de materiales tecnológicos y programados para la informática, en español, que nos vinculen a la comunidad mundial hispana, a la que pertenecemos culturalmente, aprovechando plenamente el potencial que ofrece la tecnología.

Requerimos que la literatura y etiquetas de las medicinas y productos alimentarios, elementos indispensables para nuestro pueblo, estén escritas en español, tal y como las reciben las demás comunidades hispanas, de acuerdo con las disposiciones de la mencionada Declaración de Derechos Lingüísticos.

Encomendamos a la comunidad científica que tome medidas para conservar el equilibrio interno del español y que su variedad de lenguaje científico no desaparezca; a que elaboren sus informes en español, incrementen la presencia de revistas científicas en español en las bases de datos bibliográficos, en las comunicaciones en la Internet y en las bibliotecas de los países de habla no hispana, para así incrementar la presencia de la cultura científica en español.

Exhortamos a nuestros representantes y poderes públicos, así como a los líderes comunitarios y de organizaciones profesionales y cívicas del país, a que lleven a cabo las medidas ejecutivas, legislativas y declarativas necesarias para que pongan en práctica las reivindicaciones arriba expuestas, afirmando el uso del español en todo medio de expresión, como el lenguaje cotidiano y natural de los puertorriqueños.

E Invitamos a la ciudadanía a que haga suyo este Manifiesto, sumando sus nombres y avalando con sus firmas el mismo.

Ratificado por la Asamblea de Unidos por Nuestro Idioma

En San Juan, Puerto Rico

26 de abril de 2009

Directorio de UNI: Alfonso Román, Carmelo Delgado Cintrón, Carmen Rita Centeno, José (Ché) Paraliticci, Eduardo Morales Coll, Emilio Soler Mari, Hermenegildo Ortiz, Iván O. Hernández, José Carvajal, José (Pepe) Varela Fernández, Juan Camacho, Luís Raúl Albaladejo, Luz Nereida Pérez, Mayra Rivera, Michelle Lavergne, Naymed Calzada, Nildín Saldaña, Paquita Vivó, Rígel Sabater Solá y Sarahi Concepción.

Para adherirse a este Manifiesto, envíe un mensaje a unidosidioma@yahoo.com; escriba a través del portal www.unidospornuestroidioma.org, en el sitio del grupo Unidos por Nuestro Idioma en www.facebook.com; o a la dirección postal: Unidos por Nuestro Idioma, PO Box 9066272, San Juan, PR 00906-6272.

Compartir

Comentarios:

You must be logged in to post a comment.