Economía, Soberanía frente al colonialismo

Atilano Cordero Badillo habla sobre “Soberanías Exitosas”

“El libro trae a la discusión las experiencias aleccionadoras de países, con características similares a las de Puerto Rico, que han logrado el éxito en su desarrollo económico y social”

“Lo primero que se destruye con los ejemplos presentados es el mito de que somos muy pequeños para ser soberanos y para ser exitosos en el desarrollo social y económico”

Ponencia de Atilano Cordero Badillo
Presentación del libro Soberanías Exitosas, de Ángel Collado Schwarz
Bankers Club
9 de diciembre de 2008

El libro trae a la discusión las experiencias aleccionadoras de países, con características similares a las de Puerto Rico, que han logrado el éxito en su desarrollo económico y social. Quiero centrar mis comentarios en las principales lecciones que podemos derivar de los ejemplos incorporados en el libro: Singapur, Irlanda, Eslovenia, Nueva Zelanda, Israel y Estonia.

Lo primero que se destruye con los ejemplos presentados es el mito de que somos muy pequeños para ser soberanos y para ser exitosos en el desarrollo social y económico. En varios casos la población es similar a la nuestra y, en el caso de Singapur, una isla catorce veces más pequeña que Puerto Rico y con el mismo número de habitantes. Hay diferencias entre ellos, como es de esperar de trayectorias tan distintas  como podrían ser las de Israel y Nueva Zelanda. Pero, hay elementos comunes de los cuales podemos derivar lecciones importantes, no obstante las diferencias. Es a esos aspectos que todos comparten hacia los que quiero dirigir mis comentarios.

Son diez los aspectos clave y las lecciones que podemos derivar de la lectura del libro Soberanías exitosas:

1ro. La importancia de contar con una Visión de futuro – Una característica de los seis casos contenidos en el libro es el hecho de que había una visión clara y ampliamente compartida de la ruta a seguir, de los objetivos y de las estrategias que deberían implantarse para lograr esa visión. En el caso de Singapur es notable que en 1967 ya se habían puesto la meta de ser una de las economías líderes en cuanto a informática, al crear la Junta Nacional de Computación (“National Computer Board”) con esa encomienda. En el caso de Irlanda, el “Social Partnership”, un pacto social que incorpora a los sectores clave, ha sido fundamental en su éxito pues ha sido el mecanismo para formular esa visión de país y asegurar su adopción por los diversos grupos de interés.

2do. La cultura de planificación es esencial – Un requisito indispensable del éxito de estos países ha sido que en todos se ha desarrollado una cultura de planificación, contraria a la improvisación que ha sido tan negativa en Puerto Rico. Como se menciona en las conversaciones que recoge el libro, en cada caso hay un proceso cuidadoso y calculado que rige la acción. Fue muy poco lo que se improvisó. Un buen ejemplo, es la estrategia de Singapur de invertir en los países de su región a la vez que atraía inversiones del exterior, o su estrategia de enviar estudiantes al exterior y luego, de manera planificada repatriarlos nuevamente. El regreso de científicos e ingenieros ha sido un factor clave en el desarrollo de la capacidad científica y tecnológica del país. Fue, como mencioné, el fruto de una política cuidadosamente elaborada. Cada uno de los seis casos cuenta con un “plan país”, algo que necesitamos urgentemente en Puerto Rico.

3ro. La reestructuración del marco institucional para adecuarlo a la realidad actual – Es bastante evidente que nuestro marco institucional es obsoleto que, como se menciona en más de un lugar en el libro, se congeló en los años cincuenta y sesenta. Como alguien ha mencionado, el mundo cambió y nosotros no. Seguimos operando en el siglo XXI con un marco institucional desarrollado para enfrentar los retos de la mitad del siglo XX. De ahí que resulta interesante que en experiencias como la de Nueva Zelanda la reinvención de su marco institucional haya sido un factor clave en su éxito reciente. Los países discutidos estuvieron dispuestos a correr el riesgo que conllevan los cambios profundos en su marco institucional. En nuestro caso, lo que hemos visto es una tendencia a consolidar ese marco institucional que está obsoleto.

4to. Una visión global es fundamental – Lo otro que considero importante en las experiencias descritas es el hecho de que los seis países desarrollaron una visión global desde muy temprano en sus esfuerzos de desarrollo. Esto es notable en Singapur, pero no menos en Irlanda y los otros casos descritos en el libro. Esa visión ha estado notablemente ausente en nosotros. Un observador de nuestra realidad en una ocasión dijo que éramos una isla rodeada de espejos. La realidad es que vivimos de espaldas al mundo. Por ejemplo, en toda la campaña electoral reciente, la crisis financiera y económica global no fue mencionada por ninguno de los candidatos a la gobernación. Fue el gran ausente en el debate político, como si Puerto Rico estuviera aislado de las corrientes globales.

5to. Prioridades en educación, salud, bienestar social – Hay distintas modalidades de hacer realidad estas prioridades, pero lo cierto es que en cada uno de los países, las tres áreas han recibido la más alta prioridad. En el caso de Irlanda, por ejemplo, los fondos recibidos de la Unión Europea se utilizaron para usos productivos, incluyendo la construcción de infraestructura y la educación. Es pertinente mencionar que ese país se benefició de transferencias del exterior – al igual que nosotros – pero se utilizaron de manera mucho más conducente al desarrollo. Debemos agregar que en Puerto Rico, tanto la salud como la educación han sido víctimas de la intervención política, que ha creado sistemas inoperantes a un costo exorbitante para la sociedad, no sólo en términos de dinero, sino también en el daño que se le ha hecho a nuestra población y a nuestro futuro.

6to. La capacidad de innovación como factor esencial para el desarrollo – Esta generación se ha olvidado de que Puerto Rico fue un lugar en que ocurrieron importantes innovaciones, no sólo en lo económico, sino también en lo social. Les recuerdo que programas como ayuda mutua y esfuerzo propio y los centros de servicios múltiples (hoy los centros de diagnóstico y tratamiento) son modelos que nacieron en Puerto Rico y que al día de hoy se utilizan en todo el mundo. La regionalización de servicios de salud que ha sido adoptada ampliamente como modelo se desarrolló en Puerto Rico por el Dr. Arbona y el Dr. Fernós. En agricultura, la Estación Experimental hizo importantes aportaciones en varios sub-sectores de la agricultura. Si algo hace claro el libro de Ángel es que los países incluidos han sido grandes innovadores en diversas áreas y que para Puerto Rico es imprescindible recuperar esa capacidad de innovación. No es cuestión de adoptar la retórica de la innovación, sino de desarrollar un modelo efectivo que propicie la innovación en todos los ámbitos.

7mo. El pragmatismo debe regir en las políticas de desarrollo – Llama la atención el hecho de que los modelos exitosos de desarrollo han sido muy pragmáticos. No han sido esclavos de visiones dogmáticas ni de teorías específicas. No hay ni ataduras con un esquema neoliberal en que el mercado todo lo resuelve, ni con esquemas dirigistas en que el estado sustituye por completo al mercado. Todos han mostrado una extraordinaria agilidad para incorporar aspectos de los diversos modelos. En el caso de Eslovenia, por ejemplo, mantuvieron algunos de los programas de su pasado socialista a la vez que adoptaron el mercado como elemento central en sus políticas económicas. En Singapur, el estado ha asumido un papel determinante en la formulación y ejecución de sus políticas económicas bajo un líder extraordinario, pero también adoptó al mercado como elemento central de esas políticas. Enfocar el desarrollo desde una óptica ideológica es la receta para el fracaso.

8vo. Generar capital interno es fundamental – Ninguna economía puede llamarse desarrollada si no tiene una base de capital interno producto del ahorro. Se reconoce que los procesos de globalización suponen retos importantes al respecto, pues las empresas globales gozan de ventajas importantes por su escala y acceso a capital. Eso lo vemos todos los días en Puerto Rico. Cada una de las experiencias examinadas han contado con medidas dirigidas a fomentar
la formación de capital interno, incluyendo medidas como en Singapur para la protección de algunos sectores y en Eslovenia en relación a la inversión del exterior. Fomentar el ahorro interno, algo que en Puerto Rico no hacemos, es necesario. Inclusive, en el discurso político fomentar el consumo se ha visto como la ruta a un mayor crecimiento, un grave error pues agudiza la dependencia que nos ha caracterizado. No es exagerado decir que no contamos con una política pública para el fomento del capital local, como existe para la atracción del capital foráneo.

9no. La capacidad de formar alianzas y redes de colaboración es un factor esencial en economías pequeñas – La capacidad de insertarse en redes de producción globales y de fomentar alianzas internas y externas es una necesidad para economías pequeñas, particularmente en el contexto de la realidad global actual. El tamaño de los mercados nacionales impone limitaciones al desarrollo de economías de escala y para el eslabonamiento interno de actividades económicas. Insertarse en redes provee una manera de lograr las economías de escala y los eslabonamientos entre los sectores que, no sólo proveen mayor valor agregado a la economía, sino que también proveen mayor estabilidad. Esta capacidad de formar y/o de insertarse en redes nacionales y globales es de fundamental importancia no sólo en la producción material, sino en la producción de conocimientos, como se señala en el libro y como se refleja en las experiencias de otros países pequeños como Finlandia y Dinamarca.

10mo. El gobierno debe verse como infraestructura del desarrollo – Llama la atención el hecho de que los gobiernos en estos países se han concebido como parte de la infraestructura básica del desarrollo. Existe en todos ellos la convicción de que la función del gobierno es propiciar el desarrollo. El debate un poco estéril que se ha desarrollado en Puerto Rico en cuanto al tamaño del gobierno y la necesidad de achicarlo pasa por alto que el problema no es el tamaño, ni siquiera si las contribuciones son muy altas, es más bien la efectividad del gobierno en promover el desarrollo y el bienestar de los ciudadanos. Por eso, recomiendo que comencemos a ver el gobierno como la más importante infraestructura del desarrollo. Esto requerirá un cambio en la cultura de nuestros políticos y de nuestros funcionarios. Además, en sectores en que existe un potencial de desarrollo importante – los servicios financieros, de salud, en telecomunicaciones y otros más – hay que cambiar la visión de reglamentación a una de promoción, como han hecho muy exitosamente, Singapur e Irlanda.

Es evidente que en Puerto Rico tenemos un largo trecho por recorrer si queremos replicar el éxito de estos países. Tenemos la capacidad y ciertamente el recurso humano para lograr el éxito. No hay duda de que nuestra condición colonial incide de manera importante, por no decir determinante, sobre el logro de ese potencial. Muchas de nuestras deficiencias, sin embargo, son independientes del tema del status – por ejemplo, la ineficiencia del gobierno, la incapacidad de ejecución que le caracteriza y la nefasta inclinación a la improvisación – pero no hay duda de que el tema de nuestra condición política permea en menor o mayor grado toda nuestra trayectoria como pueblo y como economía.

La coyuntura histórica que vivimos nos exige que evaluemos nuestra estrategia para el desarrollo económico, social y político de nuestro país. Tenemos que romper los mitos que nos han inculcado por décadas, particularmente sobre nuestro tamaño y nuestra ausencia de recursos naturales. Este libro es el inicio de esa transformación que Puerto Rico urgentemente necesita, y yo los invito a que iniciemos un movimiento hacia esa soberanía de la que hoy hemos presentado.

Muchas gracias.

Atilano Cordero Badillo

Compartir

Comentarios:

You must be logged in to post a comment.