Economía, Soberanía frente al colonialismo

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL Y PUERTO RICO

POR: ÁNGEL COLLADO SCHWARZ

HISTORIADOR, COMUNICADOR

En días recientes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció que China desbancará a Estados Unidos como primera potencia económica mundial en el 2016.  La FMI estima que este salto se dará antes de lo previsto.  En 2010 China desplazó a Japón como la segunda potencia económica del mundo.

La firma inversora Goldman Sachs había estimado que China desplazaría a Estados Unidos para el 2050.

Según la Central Intelligence Agency (CIA), en el 2010 la economía de China creció  10.3%; la de Estados Unidos, 2.7%, y la de Puerto Rico descendió -5.8%.

China tiene tres de los diez mayores fondos soberanos de inversión (“Sovereign Wealth Fund”)  del  mundo.  Son fondos del estado que invierte internacionalmente en bonos y propiedades.  Los fondos chinos son dueños de casi la mitad de la deuda pública estadounidense de $2.37 trillones.

En años recientes, China también desplazó a Estados Unidos como principal inversionista en América Latina y el Caribe.

Mientras el mundo cambia, Puerto Rico se mantiene en una burbuja decadente, secuestrada por dos partidos políticos fosilizados.  Nuestros jóvenes pagan los platos rotos y ven cómo su futuro es cada vez menos atractivo.  Sus esperanzas se limitan a cada cuatro años cuando estos partidos les hacen promesas con cancioncitas que luego se desvanecen ante la realidad de un Puerto Rico sin proyecto de país.  Muchos se ven forzados a emigrar.

El PNP vive en el mundo iluso de un Estados Unidos hegemónico.  La realidad que vivimos es la de un Estados Unidos inmerso en una crisis económica, que no puede invertir en Puerto Rico y reduce las transferencias federales.

Más patéticos aún son aquellos militantes del PPD obsesionados con una “unión permanente” con una nación en decadencia.  Fantasean con regresar a un pasado enmarcado en la Guerra Fría con el control de la isla ejercido por la Marina de Guerra estadounidense.

Puerto Rico tiene sólo una opción real en sus manos para insertarse en el nuevo orden mundial y es alcanzando su soberanía, ya sea mediante una libre asociación o la independencia política.  Sólo con los poderes intrínsecos de la soberanía, Puerto Rico puede desarrollar un proyecto de país con un nuevo modelo económico y social integrado al nuevo orden mundial liderado por China y, en segundo lugar, Estados Unidos.

Si Puerto Rico tuviera los poderes de un país soberano, podría beneficiarse del “eje China-España”, el cual pasa por América Latina.  En una reciente gira por Asia, el presidente del Gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, capitalizó la presencia española en el continente hispanoamericano posicionando a España como vía para solidificar la posición del gigante asiático en el continente americano.  En su gira, Zapatero se llevó a su Jefe de Industria, Comercio y Turismo y a un grupo de empresarios para convencer a China de que invirtiera en el sistema financiero español, realizara acuerdos comerciales con ellos y enviara turistas a España.

Un Puerto Rico soberano podría acceder a los fondos de inversiones chinos  para establecer proyectos con participación de capital local; comprar propiedades a la venta  aumentándoles así el valor en el mercado; aportar su tecnología para producir la energía solar más barata del mundo; traer turistas chinos en vuelos directos desde China; y establecer intercambios culturales con el Instituto Confucio e intercambio de estudiantes, entre otros.

La interdependencia entre los países soberanos en un mundo globalizado es lo que lleva a los países a insertarse en las redes internacionales, a las que el decadente territorio no incorporado de Puerto Rico carece de acceso.

Sólo un Puerto Rico soberano que mantenga relaciones estrechas con Estados Unidos será capaz insertarse en la economía global. Lamentablemente, los dos partidos políticos fosilizados mantienen su hegemonía con discursos de esquemas del pasado o soñando con una aceptación no deseada por la metrópoli.

28 de abril del 2011.

Compartir

Comentarios:

  • leono1964
  • May 5th, 2011

Hace un tiempo leí sobre esto en la red. Si el dolar deja de ser la moneda dominante en las transacciones comerciales, tal como en el siglo XIX lo fué la libra esterlina, la economía mundial dara un giro drastico. Me preocupa la postura de los seudo-politicos de esta isla que no han hecho nada por cambiar la relación (atadura) comercial con los Estados Unidos. Entiendo que la cuestión del arbirtio al ron..(uno de los productos de mayor exportación) además de la ley de cabotaje y la imposibilidad de un comercio serio con otros países limita la economía puertorriqueña. Tenemos el poder de crecer economicamente, mejorar la raquítica economia boricua. Tenemos el talento… pero por decadas los politicos han “castrado” el potencial de Puerto Rico. Comerciar con China, Estados Unidos, el bloque Europeo y otros países del mundo como iguales nos puede llevar a un “despertar” de la conciencia comercial del pueblo. Nos “enseñaron” a ser buenos empleados… pero no a ser buenos patronos, comerciantes o industriales. Cambiemos ya… para que el futuro de Puerto Rico esté en nuestras manos y no en las manos de otros.

You must be logged in to post a comment.