Educación

LA UPR: NUESTRO TESORO NACIONAL

POR: ÁNGEL COLLADO SCHWARZ

HISTORIADOR, COMUNICADOR

La Universidad de Puerto Rico no es solamente el principal centro de educación superior del país, sino también donde se realiza el 95% de las investigaciones científicas en la isla.  En sus once recintos alrededor de Puerto Rico se gestan las nuevas generaciones.

La universidad pública es para una sociedad el principal vehículo de superación y la oportunidad de progreso para los necesitados y marginados.

Desde su fundación en 1903, la UPR ha jugado un papel protagónico en el desarrollo social y económico de Puerto Rico.  Con más de 60,000 estudiantes y sobre 5,000 docentes e investigadores, la UPR  constituye el principal centro de inteligencia y gestor del nuevo talento del país.

La UPR ha albergado a prominentes investigadores en las ciencias e ingeniería y a tres profesores galardonados con el Premio Nobel de Literatura.   Su prestigio trasciende nuestras fronteras nacionales.

Sus graduados han puesto en alto el nombre de Puerto Rico en prácticamente todos los campos.  El hecho de que el principal proyecto de la NASA, el de la exploración del planeta Marte, sea dirigido por un puertorriqueño graduado del Recinto de Mayagüez es evidencia del nivel de excelencia de los egresados de la UPR.

Si bien es cierto que vivimos una crisis económica, no es creíble el planteamiento de escasez de fondos en un país que despilfarra millones de dólares en asesores inservibles, campañas publicitarias innecesarias, legisladores infructuosos y expansiones innecesarias en el Tribunal Supremo y la Junta de Síndicos de la UPR.   El problema no es la escasez de fondos, sino las prioridades del uso de los fondos disponibles.

La crisis de la UPR es mucho más profunda que los $800 de la cuota adicional. Se reduce la oferta académica, se rebajan los sueldos de los profesores,  se dejan escasear los materiales educativos, se eliminan seminarios, sabáticas y programas de mejoramiento para los profesores, se desatiende el deterioro de la planta física…

Igualmente se desmanteló la prestigiosa Editorial de la UPR, carta de presentación de la institución y el principal recurso para diseminar la producción intelectual del país.

La visión de la UPR de quienes fuimos educados en este centro universitario es dramáticamente distinta a la del Gobernador y los síndicos ajenos y extraños a la institución.

Una administración universitaria prepotente, arrogante y aislada  no puede establecer diálogo con los jóvenes llenos de ilusiones, inquietudes y esperanzas en los inicios de su vida adulta.  Una administración insensible que alberga policías, mercenarios y fuerza de choque adopta actitudes típicas del liderato de un país totalitario donde impera la intolerancia y el abuso.

En tiempos de crisis, los países exitosos invierten en sus universidades.  Este año Singapur, catorce veces más pequeño que nosotros,  abrió su cuarta universidad pública dedicada a la tecnología y diseño en colaboración con la MIT.

El banquero español, Emilio Botín, pronunció al comienzo de la crisis mundial: “la inversión en educación constituye la apuesta más eficaz a medio plazo para avanzar hacia sociedades abiertas, socialmente más equilibradas y económicamente más dinámicas… En momentos económicos tan complejos como los que atravesamos, es cuando hay que decir con claridad que la sociedad… no podrá hacer frente a los retos que nos plantea la creciente globalización de la sociedad del conocimiento si no contamos con un mayor protagonismo de la universidad y sus investigadores… La educación superior es una de las principales inversiones de futuro en cualquier país”.

Estos comentarios contrastan con la visión miope y retrógrada del actual gobierno, que entiende que la UPR es un gasto y no una inversión.  Este gobierno coloca  la centenaria institución  educativa en manos de personas insensibles e incapaces de administrar, comunicar e inspirar al principal talento del país y a nuestras futuras generaciones.

Puerto Rico necesita una ley universitaria que la despolitice y, como en las mejores universidades públicas del mundo, sea la comunidad universitaria su administradora.

Compartir

Comentarios:

You must be logged in to post a comment.