Economía

Dos islas hundidas por la banca

Islandia saldrá antes que Irlanda de la crisis gracias a que no asumió las deudas del sector financiero

O. VALDIMARSSON (BLOOMBERG) - Londres – 05/12/2010

Islandia apuesta por que su decisión de hace dos años de obligar a los tenedores de obligaciones a sufragar el hundimiento del sistema bancario puede ayudar al país a recuperarse más deprisa que Irlanda.

En los dos países el sector financiero crecía más rápido que la economía

“La diferencia es que en Islandia dejamos que los bancos quebrasen”

Los contribuyentes de Islandia tienen que cargar con una deuda menor que la de sus homólogos de Irlanda, donde la garantía del sistema financiero ofrecida por el Gobierno en 2008 no ha dado los frutos deseados este año, en el que los bancos han llegado a estar al borde de la insolvencia. El déficit presupuestario de Islandia será del 6,3% del PIB este año y desaparecerá en 2012, en comparación con el déficit del 32% de Irlanda.

Aunque los analistas prevén que la recesión de Islandia se prolongará hasta el año que viene, los exportadores del país se están beneficiando de una devaluación de la corona del 28% respecto al dólar desde septiembre de 2008. Este descenso podría ayudar al país de 320.000 habitantes a reequilibrar su economía más deprisa que Irlanda, cuyas normas de pertenencia a la eurozona impiden una devaluación. El economista y premio Nobel Paul Krugman afirma que Islandia puede ser un ejemplo de cómo “arruinarse a uno mismo hasta recuperarse”.

“La diferencia es que, en Islandia, dejamos que los bancos quebrasen”, señala el presidente de Islandia, Olafur R. Grimsson, a Bloomberg. “Se trataba de bancos privados, y no les inyectamos dinero para mantenerlos a flote; el Estado no compartió la responsabilidad del fracaso de los bancos privados”.

La deuda bancaria de la isla sigue estando en manos de las entidades crediticias en quiebra, cuyos acreedores todavía tienen que recuperar 85.000 millones de dólares (unos 65.000 millones de euros). Decidir quién debería asumir el coste de las quiebras de los bancos se está convirtiendo en una pregunta “apremiante” en Europa, según Grimsson.

Irlanda e Islandia presumían de unas tasas de crecimiento superiores al 5% entre 2005 y 2007, cuando abrieron sus economías a la inversión internacional. Luego, ambas sucumbieron ante un sector financiero recalentado que crecía más rápido que su economía. La recesión de Islandia será más profunda este año que la de Irlanda, aunque aquella adelantará a la que forma parte de la eurozona en 2012, según datos proporcionados por la OCDE.

En 2009, había un chiste que decía: ¿cuál es la diferencia entre Islandia e Irlanda? Respuesta: dos letras y unos seis meses. “Casi dos años después, a los que hacían el chiste les ha salido el tiro por la culata”, afirmaba Krugman en un artículo reciente. “En estos momentos, Islandia parece estar realmente un poco mejor que Irlanda”.

El plan de rescate de 85.000 millones de euros después de varias semanas de negociaciones durante las cuales la canciller alemana, Angela Merkel, se vio obligada a suavizar sus exigencias de que los tenedores de obligaciones asumiesen parte del coste de los futuros rescates, en vez de echar toda la carga sobre los hombros de los contribuyentes.

Los bonos de los bancos subieron el 29 de noviembre, un día después de que se anunciara el rescate del país, cuando a los inversores se les libró de la perspectiva de compartir las pérdidas con los contribuyentes. Mientras que las obligaciones de los bancos irlandeses subían, el euro caía nada menos que un 1,3% respecto al dólar, su valor más bajo desde el 21 de septiembre.

El presupuesto de Islandia registrará un superávit en 2012, comparado con el déficit de Irlanda del 9,1% del PIB, según la Comisión Europea. El paro en el país miembro de la eurozona seguirá siendo del 13,6% este año y el que viene, en comparación con un máximo del 8,1% en 2011 en Islandia, con datos de la OCDE.

Islandia, que ha iniciado el proceso de integración en la UE este año, está experimentando una “recuperación duradera” que “se prevé que cobre impulso” el año que viene, según afirmaba el FMI en un informe de octubre. El Gobierno de Islandia afirma que no tenía otra opción que permitir que las entidades crediticias quebrasen. Antes de su hundimiento, los bancos tenían unas deudas que equivalían a 10 veces el PIB islandés, de 12.000 millones de dólares.

“Tratar de rescatar un sistema bancario que es demasiado grande supone una carga tremenda”, explicaba el ministro de Economía Steingrimur Sigfusson en una entrevista en Oslo. “Ni siquiera nos planteábamos rescatar los bancos; eran excesivamente grandes”.

Compartir

Comentarios:

You must be logged in to post a comment.