Soberanía frente al colonialismo

ROMPER PARADIGMAS ELECTORALES

Por  Ángel Collado Schwarz, historiador, comunicador

Uno de los fenómenos del siglo XXI es el rompimiento de paradigmas electorales.

¿Quién hubiera pensado que un político afroamericano con nombre árabe derrotaría en su primer término como senador a la maquinaria de los Clinton en una primaria demócrata?  Más aún, ¿quién hubiera pensado que posteriormente sería elegido presidente de Estados Unidos?

¿Quién hubiera pensado que en Massachussets, el único estado que no votó para elegir a Richard Nixon presidente de Estados Unidos en 1972, un nuevo político derechista derrotaría a la candidata demócrata para asumir el escaño ocupado durante medio siglo por John F. y Edward Kennedy, costándole la supermayoría demócrata en el Senado?

¿Quién hubiera pensado que un ciudadano de origen indígena sería elegido presidente de Bolivia, derrotando la oligarquía local?

¿Quién hubiera pensado que un multimillonario empresario republicano sin carisma ni base política sería elegido alcalde de Nueva York  en una ciudad dominada tradicionalmente por los demócratas?

¿Quién hubiera pensado que Hugo Chávez y su nuevo movimiento político derrotarían a los legendarios y poderosos partidos COPEI y AD en Venezuela, que se habían rotado el poder político durante varias décadas?

¿Quién hubiera pensado que los actuales senadores republicanos, Bob Bennett de Utah y  Lisa Murkowski de Alaska, perderían primarias en su Partido Republicano contra nuevos candidatos respaldados por el Tea Party?

¿Quién hubiera pensado que un líder sindical autodidacta derrotado en tres comicios electorales ganaría las elecciones en el 2002 en Brasil y se convertiría en una de las principales figuras internacionales?

¿Quién hubiera pensado que una mujer de la desaparecida Alemania Oriental se convertiría en la Primer Ministro de Alemania?

¿Quién hubiera pensado que un ex obispo católico se convertiría en Presidente de Paraguay?

¿Quién hubiera pensado que el Partido Laboral perdería las elecciones en Gran Bretaña y  los opositores Partido Conservador y Partido Liberal se unirían para consolidar el poder?

¿Quién hubiera pensado que un Frente Amplio de varios partidos políticos lograría elegir a un ex guerrillero presidente de Uruguay?

En Puerto Rico también hemos tenido sorpresas electorales ante nuevas opciones electorales.

En 1940, el gobernador William D. Leahy fue el primer sorprendido que el recién fundado Partido Popular Democrático consiguiese controlar el Senado y la Cámara de Representantes en su primera incursión electoral.  Aunque la Coalición ganó la principal posición electiva de Comisionado Residente, el recién fundado partido que respaldaba la independencia para Puerto Rico capturó el poder político del país, el cual solidificó en 1944.

En 1968  Luis A. Ferré se sorprendió de que su recién fundado Partido Nuevo Progresista triunfara sobre el invencible Partido Popular Democrático y eligiera a sus candidatos a gobernador, comisionado residente y alcaldes de San Juan, Carolina, Bayamón, Caguas, Ponce entre otros y controlara la Cámara de Representantes.

En ambos escenarios habían crisis internas en los partidos establecidos y crisis en el modelo económico vigente: en la industria de la azúcar (1940) y en la manufactura ligera (1968).

Las elecciones del 2008 demuestran que actualmente, los partidos políticos están en crisis, la tasa de participación electoral de electores hábiles es de 66%,  la más baja en nuestra historia,  y la economía se precipita en una caída libre, sin luz al final del túnel.  Más de un millón de electores hábiles han optado por la abstención, rechazando a los partidos políticos en crisis.

Sin embargo, hay personas en estado de negación  que afirman que la situación en Puerto Rico es diferente y que tenemos que resignarnos a los dos partidos políticos que se han rotado el poder desde 1968 y que son responsables del caos actual. ¿Tenemos que resignarnos a elegir al menos malo y continuar en la caída libre?

Como diría Willie Miranda Marín: “Es necesaria una ruptura que haga posible crear las condiciones políticas que viabilicen un nuevo proyecto de país”.

Compartir

Comentarios:

You must be logged in to post a comment.